China Clip

China, inmenso país dónde la medida parece no existir, todo es grande y esa es su proporción. La oportunidad de trabajar, de nuevo, en un continente  tan diferente y desconocido, nos ha obligado a dejar el espacio cómodo , conocido, medido y cómo no, bien querido. De nuevo, segundo año, hemos entrado en China para trabajarnos un hueco tan profesional como vital. Un extraño espacio que con los días se transforma en una nueva cotidianidad para coger perspectiva y adquirir más consciencia que el tópico dicho que “tantas maneras como personas y culturas tiene el mundo”. El esfuerzo por expresarse requiere paciencia y energía. Comunicarse  con  otro ser humano que no habla como tu, no se mueve ni come como tu, ni piensa ni actúa como tu. Pero si se emociona como tu.

Diez actuaciones, en lugares diferentes de las que realizamos el  2013,  la mayoría de ellas han sido en Shanghai, dos en Hangzhou y una en Beijing Pekin University. De nuevo, hemos compartido con un  público curioso a la hora de preguntar y con ganas de conocer los lenguajes contemporáneos. Personas de todo tipo. Los estudiantes de danza que aprenden en las universidades han sido en esta ocasión, nuestros principales receptores. ¿Danza contemporánea? No esta fácil de entender. Aún cuestan captar las fronteras entre lo académico, el estilo clásico y el contemporáneo. Tampoco  resulta fácil comprender matices, como por ejemplo,  entre emoción /no emoción. A partir de la famosa frase de Mercè Cunningham “Dance is not emotion but motion”. ¿Cómo podemos no emocionarnos? . ¿Por què la Danza moderna es difícil de comprender, versus el baile clásico con su narrativa  de fácil lectura?, nos preguntan.

En general siempre se acaba con un agradacemiento a Toni por su pasión, a la hora de explicar y comunicar en tan poco tiempo. La información que se ofrece en 60 minutos resulta una oportunidad  para poner orden a lo estudiado: “Toni, ¿no has mencionado a Doris Humphrey, dónde la ubicamos en tu paisaje histórico? “

Resulta curioso observar cómo algunos bailarines y coreógrafos contemporáneos de Shanghai toman posiciones “conservadoras” sobre las posibilidades de fusión entre lenguajes y prácticas corporales tradicionales chinas y las contemporáneas occidentales. Comentan que dichos lenguajes corresponden a la esfera de lo “tradicional”, de lo “sagrado” y deben por tanto, mantenerse en ese lugar. No así, otros performers, opinan sobre las posibilidades de “hibridación” entre “culturas corporales” , siempre que haya un verdadero un conocimiento profundo, sobre los dichos materiales corporales para evitar copias superficiales.

Una gira , un viaje y  un aprendizaje extraordinarios.


Back to Top ↑